¿Cuál era el signo zodiacal de Cleopatra?

¿Cuál era el signo zodiacal de Cleopatra?

Debido a que los Leo son los gobernantes del zodíaco, ¡naturalmente deberían ser la versión de Heidi de Cleopatra, la monarca de Egipto!

Leo es una divinidad egipcia, pero ¿quién es él?

Los antiguos veían a Leos con la hermosa melena de león reflejada por la luz resplandeciente porque nacieron en medio del calor del verano, ¡y muchos de ustedes lo hacen! El león tenía un aire real y era un líder independiente que gobernaba la naturaleza. Considere a los líderes más recientes de los Estados Unidos como ejemplo. Tanto Barack Obama como Bill Clinton nacieron bajo el signo de Leo. George W. Bush, como la mamá Grizzly Sarah Palin, la autoproclamada “inconformista de Acuario”, tiene a Leo en ascenso. Cualesquiera que sean sus creencias políticas, Leo está rodeado de carisma y un aura de liderazgo.

La quinta casa de la inventiva, el amor vivo y la descendencia también está gobernada por Leo, como se ve por su ascendencia. En la mitología egipcia, Sekhmet es conocida como la diosa Madre León, y parece ser una figura extraordinariamente antigua de valor y protección feroz. Sus orígenes son tan antiguos que podemos verla dominando benévolamente el continente africano y el Medio Oriente. Todavía podemos escuchar los viejos ecos de sus colosales patas y ver su poderosa mirada a través de la oscuridad, mientras verifica si todo está bien en la tierra. Su poder encarna la asertividad y protección innatas que todas las madres necesitan, y Leo es el ideal para esto.

Los antiguos egipcios solicitaron la ayuda de Leo Sekhmet para protegerlos contra enfermedades y adversarios mortales. Con su gran poder, defendió apasionadamente a sus “hijos, el pueblo egipcio”. Ella es el amor vital apasionado que empuja a parejas, familias e incluso a algunos líderes de naciones y culturas a ofrecerlo todo por el bienestar de los demás como consorte del creador del cosmos, Ptah. ¡Sekhmet y Ptah, así como Leo, son fuentes ardientes de innovación!

La cautivadora estatua de Sekhmet en su capilla en Karnak se ve respirando y expresando emociones faciales variadas, según la mitología y la experiencia personal de muchos visitantes. La investigación de la Dra. Carmen Boulter muestra cómo los egipcios la visitaron como un oráculo hace muchos milenios. Hacían una simple pregunta de sí o no. Derramaría una lágrima si la respuesta fuera no. Una pequeña sonrisa se desarrollaría si la respuesta fuera afirmativa. Junto con Isis y Hathor, Sehkmet se mostró como una de las defensoras femeninas del faraón. Los antiguos egipcios creían que el monarca sería el individuo más consciente y que recibiría el consejo divino de las diosas.

Bastet, la hermana felina de Sekhmet, cuya estatua es la de un gato doméstico, encarna el lado lúdico de Sekhmet. Su mansión sagrada en Bubastis fue el escenario de su festival anual. Las festividades que tuvieron lugar en la ruta hacia su lugar de celebración pueden haber hecho que las actividades de Mardi Gras de hoy parecieran tranquilas, a pesar de que es más conocido como el lugar de entierro de muchos gatos sagrados. Esta era una celebración sagrada y amada de la vida, la creatividad, la recreación y la procreación, y el jolgorio era en gran medida dominio de Leo.

Mientras que Leo es un signo masculino en la astrología occidental moderna, el León realmente representa la carga dinámica entre masculino y femenino que se genera a través de la energía sexual para crear y defender algo nuevo. Comprender la importancia de equilibrar e integrar estas energías es fundamental para nuestra prosperidad y supervivencia individual, de pareja y nacional.

El signo zodiacal occidental moderno de Leo es una combinación de estos mitos egipcios y las grandes diosas leonas mesopotámicas Inanna, Ishtar y Lilith, que gobiernan con leones a sus pies, lo que indica una tierna relación madre/amante que trabaja con el fuego, no contra él. de vida dentro de cada uno de nosotros, humano, animal o planeta. Este es el “Corazón del León”, el lugar donde se nutre todo lo que valoramos.

El origen de tu signo, Leo, es tan misterioso como los pasillos debajo del templo de la Esfinge, pero no tiene por qué serlo. Es la fuente de su excelencia. Si eres un líder o un amante, mezclas tu energía masculina y femenina para crear una atmósfera compasiva para todos los seres vivos.

Leo es una divinidad de Egipto, pero ¿quién es él?

Los antiguos veían a Leos con una hermosa melena de león reflejada por la luz resplandeciente porque nacieron en medio del calor del verano, ¡y muchos de ustedes lo hacen! El león tenía un porte majestuoso y era un líder independiente que gobernaba el bosque. Considere a nuestros presidentes más recientes en los Estados Unidos como un ejemplo. Bill Clinton y Barack Obama nacieron bajo el signo de Leo. George W. Bush y Sarah Palin, la autoproclamada “inconformista de Acuario”, tienen a Leo ascendiendo en sus gráficos. Cualesquiera que sean sus creencias políticas, Leo está rodeado de carisma y un aura de liderazgo.

Debido a sus antepasados, Leo también gobierna la quinta casa de la inventiva, el amor vivo y la descendencia. En la mitología egipcia, Sekhmet es conocida como la diosa Madre León, y parece ser un ideal muy antiguo de valor y protección feroz. Sus antepasados ​​se remontan a la antigüedad y podemos imaginarla gobernando África y Oriente Medio con benevolencia. Todavía podemos escuchar los viejos ecos de sus colosales patas y ver su poderosa mirada a través de la oscuridad, mientras verifica si todo está en orden en la tierra. Su energía es el arquetipo de la agresividad y protección primitivas que toda madre necesita, y Leo es el paradigma de ello.

Los antiguos egipcios solicitaron la ayuda de Leo Sekhmet para evitar enfermedades y enemigos agresivos. Con su vasto poder, luchó valientemente por sus “hijos, el pueblo egipcio”. Es el amor vital apasionado que empuja a parejas, familias e incluso a algunos líderes de naciones y culturas a ofrecerlo todo por el bienestar de los demás como consorte del creador del cosmos, Ptah. Sekhmet y Ptah, así como Leo, son creativos ardientes.

Se dice que la cautivadora estatua de Sekhmet en su capilla en Karnak respira y retrata muchas emociones faciales, según el folclore y la experiencia personal de muchos visitantes. La investigación de la Dra. Carmen Boulter revela cómo los antiguos egipcios acudían a ella como oráculo hace cientos de años. Se haría una pregunta de sí o no. Derramaría una lágrima si la respuesta fuera no. Una pequeña sonrisa surgiría si la respuesta fuera afirmativa. Junto con la Isis egipcia y Hathor, Sehkmet también aparecía como una mujer defensora del faraón. Los antiguos egipcios pensaban que el monarca debería ser el individuo más consciente y que las diosas deberían proporcionar el consejo divino.

Bastet, la hermana felina de Sekhmet, cuya estatua es la de un gato doméstico, encarna el lado lúdico de Sekhmet. Su casa sagrada en Bubastis acogió su festival anual. Las celebraciones que tuvieron lugar en la ruta hacia el lugar de su celebración pueden haber hecho que las actividades de Mardi Gras de hoy parecieran tranquilas, a pesar de que es mejor conocido como el lugar de entierro de muchos gatos domésticos sagrados. La festividad era sagrada y reverenciada, y era en gran medida dominio de Leo. Era una celebración de las alegrías de la vida, la creatividad, la recreación y la procreación.

Mientras que Leo es un signo masculino en la astrología occidental moderna, el León realmente representa la carga dinámica entre masculino y femenino que se genera a través de la energía sexual para crear y proteger algo nuevo. Comprender la importancia de equilibrar e integrar estas energías es esencial para nuestra prosperidad y supervivencia individual, de pareja y nacional.

El Leo de nuestro zodíaco occidental moderno es una combinación de estos mitos egipcios y las grandes diosas leonas mesopotámicas Inanna, Ishtar y Lilith, que gobiernan con leones a sus pies, lo que implica una tierna relación madre/amante que trabaja con el fuego, no contra él. de vida dentro de cada uno de nosotros, humano, animal o planeta. Este es el “Corazón” del León, el lugar donde se nutre todo lo que valoramos.

Los orígenes de tu signo son tan misteriosos como los pasillos debajo del templo de la Esfinge, pero no tienen por qué serlo. Es la fuente de tu excelencia. Si eres un líder o un amante, reúnes tu energía masculina y femenina para crear una atmósfera compasiva e intrépida para todos los seres vivos.

Un Virgo es un dios egipcio.

Considere la constelación de Virgo, que representa a la Virgen. En el cielo estrellado, se encuentran tres mujeres legendarias. Cassiopeia y Andromeda, los otros dos, son miembros de la misma familia. Virgo ha sido identificado con muchas de las legendarias heroínas mitológicas de la antigüedad, ya que representa la inocencia, la moralidad, la fertilidad y la majestuosidad femenina. Con frecuencia se la representa agarrando una gavilla de grano en su mano derecha, lo que se indica con la estrella brillante Spica, pero también se la puede ver sosteniendo una rama de palma. Algunos creen que Virgo apareció por primera vez en Egipto hace 15.000 años, cuando el equinoccio de primavera estaba entre las estrellas por las que pasaba el sol durante la cosecha egipcia. Quizás así es como Virgo se ganó el apodo de “Doncella del Trigal”, ya que se la representa con una hoz y gavillas de grano en los brazos. También fue identificada con la deidad egipcia Isis, a quien se representaba sosteniendo trigo en la mano. Cuando el monstruo Typhon la siguió, la leyenda dice que dejó caer la gavilla, esparciendo trigo por el cielo y formando la hermosa Vía Láctea. La estrella más brillante de Virgo, Spica, era adorada por los egipcios como símbolo del trigo que sostenía. Construyeron templos a la estrella, que simbolizaba la prosperidad para ellos. De hecho, se informa que cuando los griegos viajaron a Egipto para obtener trigo durante una hambruna, regresaron con algo más que comida: los egipcios compartieron un poco de su religión con el consejo de que si los griegos tenían devoción por Spica, nunca irían. hambriento de nuevo. Otra representación egipcia de Virgo la muestra sosteniendo a la deidad infantil del sol Horus, el último de los gobernantes egipcios celestiales. La Virgen María con el niño Jesús fue posteriormente alterada a partir de esta efigie.

La Esfinge, afirman algunos expertos, es un compuesto de las constelaciones por las que pasó el sol durante la inundación del Nilo durante la época del antiguo Egipto: la majestuosa figura que yace en el desierto, dicen, tiene el cuerpo de Leo el León y la cabeza de la mujer Virgo.

¿Isis pertenece a qué signo del zodiaco?

El zodíaco egipcio tiene 12 signos, al igual que el zodíaco occidental. La astrología egipcia, por otro lado, asigna días específicos del mes a cada signo. A excepción del Nilo, los antiguos egipcios nombraron sus signos del zodiaco en honor a sus dioses y diosas, como se indicó anteriormente. Se pensaba que la personalidad de la deidad o diosa influía en la personalidad de los nacidos bajo un determinado signo zodiacal. Veamos los signos del zodiaco egipcio con más detalle.

Nilo

El Nilo, el alma de los egipcios, inspiró la creación de su primer signo zodiacal. Este es el único signo que no está asociado con una deidad. Los antiguos egipcios pensaban que las personas nacidas bajo este signo eran razonables, pacíficas y prácticas. Desprecian las peleas y harán todo lo posible para mantener la calma a su alrededor. Son tan sabios como apasionados, a pesar de que a veces se ven afectados por sus pasiones. Son buenos observadores, lo que ayuda en el desarrollo de la intuición.

Amón-Ra

El signo zodiacal egipcio Amun-Ra es el segundo. Amon-Ra es el monarca de los dioses, según la antigua astronomía egipcia, y uno de los símbolos astrológicos egipcios más potentes. Los nacidos bajo este signo son seguros de sí mismos, corteses y optimistas. Son líderes efectivos que son capaces de mantener todo bajo control y tomar decisiones acertadas.

Mut

Mut, la madre del mundo y la divinidad femenina responsable de la protección de la humanidad, es el tercer signo zodiacal en la astrología egipcia. Este signo zodiacal es conocido por ser sensible, cariñoso, leal y generoso. Estas personas suelen estar muy orientadas a objetivos y concentradas. Tienden a ser padres cariñosos y bastante protectores con los demás.

Geb

Geb, el dios egipcio de la tierra, es el cuarto signo de la astrología egipcia. Los antiguos egipcios pensaban que su risa causaba terremotos. Los Geb son un pueblo leal, abierto y compasivo. A veces parecen ser demasiado emocionales, pero esto simplemente atrae a otras personas. Son amigos realmente confiables. A pesar de su naturaleza tímida, pueden ser bastante tenaces si es necesario.

osiris

Osiris es el quinto signo zodiacal en la astrología egipcia, llamado así por el dios del inframundo y la resurrección. Las personas nacidas bajo este auspicioso signo son valientes, inteligentes, vulnerables y autosuficientes. Con frecuencia se convierten en líderes poderosos. Solo unos pocos impedimentos se interponen en el camino de la gente de Osiris para lograr sus objetivos. A veces pueden ser duros y egocéntricos, pero siempre dicen lo que quieren decir.

isis

Isis es el sexto signo del zodiaco egipcio. Isis es una diosa del mundo natural. Las personas nacidas bajo este signo zodiacal son sencillas y honestas. Tienen un buen sentido del humor y son sociables y románticos. Los individuos de Isis tienen todos los atributos de personalidad clave para un trabajo en equipo efectivo.

Thoth

El dios del estudio y el conocimiento, Thoth, es el nombre del octavo signo de la astrología egipcia. Las personas nacidas bajo este signo son amorosas, inteligentes, activas y valientes, según el horóscopo egipcio. Siempre están buscando formas de mejorar. A la gente de Thoth le gusta estudiar y es increíblemente ingeniosa.

Horus

Horus, la deidad del cielo, es uno de los signos zodiacales más poderosos. La gente de Horus es valiente, aspiracional y optimista. Forman líderes inteligentes y prácticos que emocionan e inspiran a otros. Los nacidos en Horus son diligentes y se llevan bien con los demás.

Anubis

Anubis, el dios de la momificación y guardián del inframundo, rige el noveno signo de la astrología egipcia. Los habitantes de este signo zodiacal son seguros de sí mismos y curiosos. Las personas de Anubis son ocupadas y creativas, pero debido a sus tendencias introvertidas, funcionan mejor cuando están solos.

set

Seth es el décimo signo del zodíaco egipcio. Seth es la deidad de la violencia y el caos. Seth es un signo astrológico egipcio asociado con la perfección y la audacia. Disfrutan de un desafío, son excelentes comunicadores y disfrutan ser el centro de atención.

Bastet

Bastet es la diosa de los gatos, la fertilidad y el placer, y es uno de los signos del zodiaco femenino. Los vecinos de Bastet buscan continuamente el equilibrio y evitan los conflictos. Son personas entrañables, cariñosas y sensibles que siempre pueden confiar en sus distintos instintos. Son socios apasionados y comprometidos.

Sejmet

Finalmente, conoce a Sekhmet, el duodécimo signo del zodíaco egipcio. Se adora a la diosa de la guerra, Sekhmet. Las personas nacidas bajo este signo tienen dos personalidades: por un lado, son disciplinadas y, por otro, son libres y tolerantes. Estos individuos son perfeccionistas con un fuerte sentido de la justicia.

¿Qué dios egipcio nació en el signo de Aries?

Aries estaba asociado con el dios Amon-Ra, quien era representado como un hombre con cabeza de carnero y significaba fertilidad y creatividad en la antigua astrología egipcia. Fue apodado el “Indicador del Sol Renacido” ya que era la ubicación del equinoccio vernal. Los sacerdotes procesaban las esculturas de Amon-Ra en los templos durante los períodos del año en que Aries era prominente, un procedimiento que los astrónomos persas cambiaron siglos después. En Egipto, a Aries se le dio el título de “Señor de la Cabeza”, debido a su significado simbólico y mitológico.

Tauro es un dios egipcio, pero ¿quién es él?

La mitología de Tauro se basa en la constelación de Tauro. Para los egipcios, TAURO, El Toro, significaba tanto a Osiris como a su hermana Isis, quienes eran retratados respectivamente como un dios-toro y una diosa-vaca.

Sagitario es el dios egipcio de

Sekhmet, el Ojo de Ra, es tanto una diosa de la guerra como una sanadora. Es una juez estricta que administra justicia. Los nacidos bajo el signo solar astrológico egipcio de Sekhmet tienen un fuerte sentido de la justicia y la equidad. El duodécimo signo del horóscopo egipcio, Sekhmet, está relacionado con los atributos y características de Sagitario.

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo ¿Cuál era el signo zodiacal de Cleopatra?
y todo lo relacionado con Horoscopo , tarot , rituales y todo relacionado..

 ¿Cuál era el signo zodiacal de Cleopatra?
  ¿Cuál era el signo zodiacal de Cleopatra?
  ¿Cuál era el signo zodiacal de Cleopatra?

Cosas interesantes para saber el significado: Tarot

También aquí dejamos temas relacionados con: Tarot